Economía

Las CCAA piden a Hacienda que “prorrogue” al fondo de ayudas por la Covid-19

A la Comunidad Valenciana y Andalucía se han sumado ahora Castilla y León y Castilla La Mancha, que piden esta continuidad hasta que acabe la pandemia

Publicidad

Las Comunidades Autónomas se han posicionado. Al menos, parte de ellas. El motivo no es otro sino la decisión del Gobierno de no prorrogar el fondo de ayudas por el coronavirus el próximo año. Una partida millonaria que ya está fuera de los Presupuestos Generales del Estado de 2022 y ante la que varias CCAA han pedido la recapacitación de Hacienda.

Así lo denunciaron en un primer momento la Comunidad Valenciana y Andalucía, que fueron las primeras en revelarse. No obstante, a ellas se han sumado ahora Castilla y León y Castilla La Mancha, que han denunciado a viva voz esta situación.

“Creo que es importante que el Gobierno de España haga un esfuerzo en cuanto a la recuperación económica para sufragar los costes que tenemos las Comunidades Autónomas", ha señalado Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León.

Unas impresiones compartidas por su homónimo en Castilla La Mancha, Emiliano García Page, quien, pese a ser del opuesto color político, también cree que “si sigue habiendo Covid-19 sigue habiendo un fondo Covid. Es una decisión coherente”.

El problema es que el Gobierno ha considerado que ya se ha transferido suficiente inyección económica a las Comunidades Autónomas para paliar los efectos de la pandemia. De hecho, ni siquiera está contemplado en los Presupuestos Generales del próximo año. Una realidad ante la que algunas zonas ya han tomado partido.

Las acciones de las CCAA

Es el caso de la Generalitat Valenciana y de la Junta de Andalucía, que fueron las primeras en incluir en sus respectivos presupuestos fondos por valor de 1.000 millones de euros derivados de Hacienda por esta misma causa. Y esto es precisamente lo que también han hecho las dos Castillas.

La liderada por el Partido Popular en voz de Alfonso Fernández Mañueco, con un fondo por valor de 445 millones de euros; la gobernada por el político del Partido Socialista, con la inclusión de 200 millones más de déficit.

Publicidad