El vicepresidente de la Generalitat en funciones de presidente, Pere Aragonès

Publicidad

Coronavirus Cataluña

Cataluña permitirá reuniones familiares en Navidad de hasta 10 personas y aprueba un toque de queda a partir de las 1:30 horas

El vicepresidente catalán con funciones de president, Pere Aragonès, ha adelantado el "plan de Navidad" para Cataluña frente al coronavirus. Se permitiran comidas y cenas de hasta 10 personas y el toque de queda comenzará a la 1:30 de la madrugada en Nochebuena y Fin de Año.

En resumen

Pese a que hoy el Consejo Interterritorial de Salud se va a reunir esta tarde para tratar de aprobar un plan conjunto para estas Navidades en plena epidemia del coronavirus, Cataluña se ha adelantado y ha anunciado algunas de sus medidas dentro de su "plan de Navidad".

El vicepresidente catalán con funciones de president, Pere Aragonès, ha asegurado que se permitirán reuniones familiares de hasta 10 personas y que el toque de queda en Nochebuena y Fin de Año se flexibilizará, comenzado a partir de la 1.30 horas de la madrugada.

Aragonès ha realizado un "llamamiento a la responsabilidad" de la ciudadanía y los agentes económicos para poder garantizar que se llegue a las fiestas navideñas con la pandemia "controlada".

Y ha explicado que el plan del Govern para Navidad contempla una "flexibilización" del confinamiento nocturno en Nochebuena y Nochevieja, con el toque de queda a partir de la 1.30 horas de la madrugada, mientras que en la noche de Reyes, el día 5 de enero, será a partir de las 23:00 horas, una hora más tarde que en el momento actual.

¿Habrá acuerdo para aprobar el reagrupamiento familiar?

El Consejo Interterritorial de Salud se reúne hoy para tratar de alcanzar un acuerdo para un plan común de cara a las Navidades. El principal punto de debate será el reagrupamiento familiar, una medida propuesta por el Gobierno para que, pese a los confinamientos perimetrales, las personas que viven fuera de casa puedan regresar en unas fechas tan señaladas a su hogar para reunirse con su familia.

El principal problema de esta medida es saber cómo se va a controlar y justificar este tipo de desplazamientos, algo que cree muy complicado de llevarse a cabo Enrique Ruiz Escudero, consejero de Salud de la Comunidad de Madrid.

Publicidad