El Ministerio de Hacienda ha recordado este miércoles a la Generalitat de Catalunya que el Gobierno comparte la necesidad de actualizar las entregas a cuenta pendientes con las comunidades, pero que para ello hace falta un Gobierno plenamente en funciones.

Así, según han señalado fuentes del departamento que dirige la ministra María Jesús Montero, esta necesidad se plasmó en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019 que la titular de Hacienda llevó al Congreso y que fueron rechazados en la Cámara Baja, precisamente con el voto en contra de ERC y PDeCAT.

"La postura es la misma, anuncie lo que anuncie la Generalitat. El Gobierno entiende que hay que actualizar las entregas a cuenta y así lo incluyeron los Presupuestos, pero para eso hace falta que haya Gobierno", han señalado estas fuentes.

Todo ello después de que el vicepresidente de la Generalitat y conseller de Economía y Hacienda, Pere Aragonès, anunciara este miércoles su decisión de llevar al Gobierno central ante los tribunales por el impago de adelantos de 2019, invitando al resto de comunidades a sumarse a esta demanda.

La Generalitat reclama el pago de 874 millones en concepto de adelantos pendientes de pago a la Administración autonómica pues, ha criticado, "el Gobierno central tiene retenidos los aumentos de la financiación de 2019".