Publicidad

MANIFESTACIONES ANTE CUARTELES DE LA GUARDIA CIVIL

Cataluña amanece tras una noche de tensión e incidentes por las detenciones y operaciones contra el 1-O

Los agentes de la Guardia Civil han abandonado la Consellería de Economía en dos grupos a las 3 de la madrugada de este jueves y a las 7.15 de la mañana, protegidos por los Mossos d'Esquadra. Los activistas les han bloqueado la salida en la protesta por las detenciones y los registros practicados en las últimas horas.

antena3.com | Madrid
| 21.09.2017 06:09

Larga madrugada de concentración independentista frente a la Consellería de Economía, donde los agentes han llevado a cabo registros. Han salido en dos grupos a las 3 de la madrugada de este jueves y a las 7.15 de la mañana, protegidos por los Mossos d'Esquadra antidisturbios ante unas pocas personas que seguían concentradas.

Sobre la 1.30 de la madrugada, los Mossos empezaron a alejar de la fachada a los centenares de ciudadanos que seguían concentrados pese a que los líderes de la ANC y de Òmnium Cultural habían dado por acabada la movilización poco antes de medianoche.

Desde la 1.30 ha habido forcejeos entre la policía catalana y los activistas cuando mossos antidisturbios han establecido un perímetro ante el edificio para preparar la salida de los guardias civiles. Poco antes de las 2, una ambulancia se ha llevado a una persona que ha resultado herida durante el forcejeo con los antidisturbios, mientras los concentrados se han tenido que mantener en la acera central de la Rambla de Catalunya.

Hasta que ha salido la media docena de guardias civiles de paisano, algunos de los movilizados han increpado puntualmente a los Mossos pero no ha habido más incidentes, y lentamente ha ido menguando la presencia de concentrados. A las 3 han salido esa media docena de agentes y se han subido a coches sin logotipo policial, mientras los concentrados les han increpado y han tirado algún objeto.

De poco ha servido la intervención de los Mossos antidisturbios para intentar abrir un pasillo de seguridad o las consignas de los líderes de las asociaciones convocantes para retomar la concentración a mediodía.

Pocos minutos después de las 3, los Mossos han pedido por altavoz que la gente se apartara aún más y se han dirigido a los sentados para que se levantaran: los han ido apartando, aunque otros se iban sentando, pero también se les ha apartado, sin cargar contra ellos.

A las 3.20 ha quedado despejada la acera central de la Rambla de Catalunya frente a la puerta de la Conselleria, y el centenar de concentrados se ha ido quedando en unos 20 sobre las 6 de la mañana. A pesar de ir menguando los concentrados, los guardias civiles que seguían en la Conselleria no se han ido; sólo alguno ha salido para comprobar el estado de los cuatro vehículos logotipados de Guardia Civil.

Al constatar que no podían irse en ellos por tener ruedas pinchadas y los vidrios con pegatinas, han avisado para que se los llevara la grúa. A las 7.15 horas ha salido el resto de guardias civiles, una quincena.

Tres coches patrulla han sido asaltados y, tras destrozar los cristales y las ruedas, los autores han convertido su interior en un vertedero. Además, los cuarteles de la Guardia Civil en varias localidades, entre ellas Manresa, han sufrido escraches de los secesionistas.

La Unión de Oficiales del instituto armado ha pedido al Gobierno que asuma el control de los Mossos dada la situación excepcional. Horas antes, el jefe de la policía autonómica pedía al cuerpo, en un comunicado, que sea especialmente ciudadoso con el uso de la fuerza y que haga prevalecer las opciones menos lesivas.

La noche ha acabado más calmada en la sede de la Agencia Tributaria en Barcelona. Agentes de la Guardia Civil abandoban el recinto con el material incautado tras una larga jornada de registros.

Publicidad