Publicidad

Moción de censura

Castilla y León debate hoy la primera moción de censura de la historia de la comunidad con incertidumbre sobre el resultado

Castilla y León debate y previsiblemente vota hoy la primera moción de censura de la historia de la región. Todavía no le salen las cuentas al socialista Luis Tudanca, candidato a la presidencia en la región, pero el ambiente es de incertidumbre.

En resumen

Las Cortes de Castilla y León acogen la primera moción de censura de la historia política de esta comunidad. El PSOE pretende desbancar del poder al gobierno de Alfonso Fernández Mañueco en coalición con Ciudadanos. Todavía no tiene los apoyos suficientes pero reina un ambiente de incertidumbre tras la marcha de una procuradora de Cs, y con la dificultad añadida de la abstención anunciada del único procurador de Por Ávila.

Las cuentas no le salen todavía al socialista Luis Tudanca, candidato a la Presidencia en esta iniciativa, pero su voluntad de trabajar "hasta el último minuto" para lograr apoyos se vio reforzada cuando el hasta este momento monolítico Grupo de Ciudadanos se quebró con la marcha de la salmantina María Montero, ahora procuradora no adscrita, lo que motiva que el PP y Cs pierdan su mayoría en la Cámara, al sumar 40 y no los 41 necesarios.

Todas las miradas estarán puestas en el voto que emitirán los parlamentarios naranjas (11), además del Grupo Mixto, con los votos de UPL (1) aún por decidir, y con la representante de Vox fija en el 'no'. Además, Por Ávila (1), ya ha anunciado que se abstendrá.

Previsiblemente además del debate hoy tendrá lugar la votación, pero dependerá de la extensión de las intervenciones durante el debate si la moción de censura se vota o bien se aplaza al martes, con la dificultad asociada a que las autoridades autonómicas tienen previsto acudir a la factoría de Renault en Palencia para acompañar a Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su visita a las instalaciones de Villamuriel de Cerrato.

La votación se llevará a cabo a través de la fórmula del llamamiento, uno a uno de todos los procuradores, por parte del presidente de las Cortes, por lo que también ese trámite se alargará más de lo que suele ser una votación ordinaria.

Publicidad