117.973333

Publicidad

Monarquía

Casi cuatro décadas de reinado de Juan Carlos I: de la admiración general al escándalo

Figura clave para la democracia española, Juan Carlos I ha pasado a ser cuestionado por una parte de la clase política a la espera de si los fiscales del Tribunal Supremo deciden si hay o no motivos para abrirle causa penal por sus presuntos negocios ocultos en Suiza.

El rey Juan Carlos ha comunicado a Felipe VI su decisión de trasladar su residencia fuera de España. Según relata Zarzuela en un comunicado, el Rey Emérito recuerda que hace un año decidió expresar su voluntad de dejar de desarrollar actividades institucionales y que ahora, "ante la repercusión pública que está generando ciertos acontecimientos pasados" de su vida privada, ha decidido trasladarse fuera de España.

"Es una decisión que tomo con profundo sentimiento, pero con gran serenidad", explica Juan Carlos I, justificando su decisión "para contribuir a facilitar el ejercicio" de las funciones de su hijo como Jefe de Estado.

Juan Carlos de Borbón y Borbón se convirtió en rey de España bajo el nombre de Juan Carlos I el 22 de noviembre de 1975. Al frente de la Corona española durante 39 años, protagonizó el sexto reinado más largo de la historia de España, convirtiéndose en el monarca que más tiempo ha estado en el trono desde 1746.

Llegada a España

Tras vivir con su familia en Italia, Suiza y Portugal, Juan Carlos viajó a España, donde sería educado bajo la tutela de Franco, por acuerdo entre este y Don Juan (1955). Recibió una formación amplia, que incluyó como componente fundamental el paso por las academias militares.

En 1962 se casó en Atenas con la princesa Sofía, perteneciente a la casa real de Grecia, con la que ha tenido tres hijos: las infantas Elena, Cristina y el que, luego, sería príncipe de Asturias y rey, Felipe.

De príncipe a rey

Las negociaciones de Franco con don Juan y la importante renuncia personal que éste hizo al dejar en manos del dictador la educación de su hijo, hicieron que Franco designara a Juan Carlos como sucesor en la Jefatura del Estado (1969).

Con la muerte de Franco, Don Juan Carlos fue proclamado rey de España por las Cortes Españolas el 22 de noviembre de 1975 y exaltado al trono el 27 de noviembre con una ceremonia de unción llamada: 'Misa de Espíritu Santo' (el equivalente a una coronación) celebrada en la histórica Iglesia de San Jerónimo el Real de Madrid.

El 14 de mayo de 1977, su padre, el Conde de Barcelona, renunció a sus derechos dinásticos históricos y la jefatura de la Casa Real en la persona de Juan Carlos, una vez que hubo constatado la imposibilidad de acceder personalmente al trono.

Clave durante la Transición

El nuevo rey sorprendió al mundo impulsando, entonces, una Transición pacífica de la dictadura a la democracia desde la legalidad vigente.

Tan pronto como pudo se deshizo del último presidente del gobierno nombrado por Franco, Arias Navarro, y nombró en su lugar a un joven más abierto y liberal: Adolfo Suárez (1976). Con el apoyo continuo del rey, éste llevó adelante la reforma política (1977) y reunió unas Cortes constituyentes democráticas, de las que salió consensuada la Constitución que el pueblo español aprobó en referéndum en 1978.

En tal proceso, Don Juan Carlos renunció a la mayor parte de los poderes que había heredado de la dictadura, quedando convertido en un monarca parlamentario con poderes meramente simbólicos y representativos, como los que atesoran los demás reyes de Europa occidental.

Contra el golpe de Estado

Su intervención pública decisiva para consolidar el régimen democrático tuvo lugar en 1981, cuando un intento de golpe de Estado protagonizado por Tejero y Miláns del Bosch le obligó a salir públicamente en defensa de la legalidad. Juan Carlos desautorizó a los golpistas para llamarles a la disciplina; con ello contribuyó a desbaratar el golpe y acabó de ganarse el respeto general dentro y fuera de España.

Tanto es así que, en el momento de su abdicación, según sondeos gozaba de un nivel de popularidad muy elevado en España y en Iberoamérica, donde fue considerado el líder más popular en 2008.

Abdicación el 2 de junio de 2014

El Gobierno y la Casa Real anunciaron la abdicación de Juan Carlos I el 2 de junio de 2014, si bien no se hizo efectiva hasta el 18 de junio, cuando sancionó la Ley Orgánica que materializaba el ascenso al trono de Felipe VI. Un día después, éste fue proclamado en las Cortes como nuevo rey de España.

Esta abdicación puso el broche a 39 años de reinado y marcó un punto de inflexión en su figura, que ha desembocado primero en su retirada de la vida pública hace un año y, ahora, en su marcha de España ante el descrédito causado por sus presuntos negocios ocultos en Suiza.

Figura clave para la democracia española, don Juan Carlos ha pasado a ser cuestionado por el Gobierno y por una parte de la clase política a la espera de si los fiscales del Tribunal Supremo deciden si hay o no motivos para abrirle causa penal por supuestos delitos cometidos cuando dejó de ser inviolable al ceder el trono.

Publicidad