El presidente del PP, Pablo Casado, ha considerado que cualquier votante socialista que esté descontento, como la diputada Soraya Rodríguez que se dio de baja en el PSOE, puede votar al PP, que es "la única alternativa posible".

En una entrevista en la Cope se ha dirigido a los votantes del PSOE que creen que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "está en manos de los independentistas" o quieren un socialismo "histórico y patriótico" para que "materialicen" esas críticas votando al PP.

Y ante quien pueda decir que es una "locura" que un votante socialista opte por votar a los populares, ha asegurado que ya la hicieron en 2011, con la mayoría absoluta de Mariano Rajoy, o la de José María Aznar, en 2000.

Casado ha destacado que sus políticas son transversales y, por lo tanto, "suscribibles" tanto por un votante socialista como por uno de Ciudadanos, un partido al que ha vuelto a recriminar su "incitación al transfuguismo" al fichar a gente del PSOE al mismo tiempo que dice que no pactará con este partido.

El líder del PP ha insistido en concentrar el voto de centro derecha en su partido para las elecciones generales del 28A y se ha mostrado dispuesto a ser presidente del Gobierno "aunque no aguante toda la legislatura" o pueda ser "muy costoso" porque la gente salga a manifestarse a la calle "el primer mes".