El presidente de UPN, Javier Esparza, viajará este martes a Madrid para mantener sendos encuentros con el líder del PP, Pablo Casado, y con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, con el objetivo de elevar la presión sobre el jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, y evitar que permita un Gobierno de PSN que dependa de los nacionalistas y Bildu.

Los tres partidos tienen previsto firmar una declaración conjunta sobre Navarra en el Congreso de los Diputados. Con ese objetivo, Esparza mantendrá reuniones por separado con Rivera y con Casado, líderes de las otras dos formaciones que conforman la coalición Navarra Suma.

Fuentes de la dirección nacional del PP han señalado que el objetivo de la reunión de Casado con Esparza es "apretar un poco más" a Sánchez para que facilite un gobierno en la comunidad foral liderado por Navarra Suma. Estas reuniones entre Esparza, Casado y Rivera se producen un día después de que PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra hayan comenzado la negociación en siete mesas sectoriales para buscar un acuerdo de contenidos para la conformación de Gobierno en Navarra. EH Bildu ya ha advertido de que los socialistas tendrán que hablar con ellos si quieren "configurar una mayoría suficiente que sea alternativa a la derecha".

Ante esa negociación que han abierto los socialistas navarros, Esparza ha avisado de que "todo el mundo habla de un gobierno plural, pero no es plural un gobierno que excluye al 40% de los navarros", en alusión a los apoyos logrados por la coalición Navarra Suma que aglutina a UPN, Ciudadanos y PP.