Durante un acto en Torrejón de Ardoz (Madrid), el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha retado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a "debatir con él cuando quiera y donde quiera. Es hora de debatir, de dar la cara, dejar de hablar tanto de sí mismo y escribir libros". Y añadió más críticas sobre el libro: "Instrumentaliza la figura de la Corona dando a entender que tuvo algo que ver en su investidura o en el aval a sus políticas. Es inadmisible. Ni Suárez, que era amigo fraternal del rey Juan Carlos, ni Rajoy habían utilizado nunca la figura del rey". Casado ha defendido la afirmación del rey sobre la democracia que se da solo cuando se respeta la ley.

Por su parte el presidente del Gobierno continúa con su agenda de precampaña. Presenta su libro y participa en una cumbre contra la pobreza infantil reclamando la colaboración de las administraciones para luchar contra la pobreza infantil: "Un drama cotidiano que afecta de forma severa a más de 630.000 niños y niñas de nuestro país."

Podemos, a pesar de mantener su apoyo a Pedro Sánchez, le recuerda la importancia del 28 de abril para no seguir haciendo política como hasta ahora. Irene Montero, su portavoz parlamentaria, dice que "lo que nos tiene que preocupar es que de esas elecciones salga un gobierno sólido, fuerte, que no tenga que gobernar a base de reales decretos leyes".

También se habla de listas. La sorpresa del día es en Ciudadanos. Inés Arrimadas podría dar el salto a Madrid, y ocupar un escaño en el Congreso. Albert Rivera, ni confirma, ni desmiente: "Es verdad que las primarias hasta el 9 de marzo no se celebran y esas decisiones son de cada uno de los candidatos". Ella guarda silencio y su entorno repite que "su prioridad es Cataluña".

También te puede interesar:

Felipe VI: "No es admisible apelar a una supuesta democracia sin respetar la ley"

División en el PSOE por el libro de Sánchez: Algunos barones se quejan de que no se ajusta a la realidad