Se habla mucho del relator que canalice las conversaciones entre los partidos sobre el conflicto con los independentistas catalanes. A falta de definiciones exactas de su papel, se ha pasado a los nombres, a quién podría hacer esa función. De momento, es una incógnita, aunque ya suenan los primeros nombres.

Entre ellos el del lehendakari vasco, Iñigo Urkullu, ya ha intervenido con anterioridad en el conflicto catalán. Pero ahora se desmarca. También se habla del actual presidente de la patronal catalana y exdiputado de CIU, Josep Sánchez-Llibre, que también lo desmiente.

Han salido más nombres sin confirmar: el que fuera líder de Podemos en Cataluña, Xavier Domènech, y el filósofo vasco Daniel Innerarity.