El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha asegurado este lunes que hasta el jueves 14 de febrero el Ministerio del Interior siempre había autorizado los viajes del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y de sus consellers, con escolta de los Mossos d'Esquadra, y desde ese momento las ha empezado a denegar: "No entendemos este cambio de criterio".

En declaraciones a los medios, ha explicado que ese día recibieron una comunicación del Ministerio sobre un cambio en su forma "de operar": las peticiones para viajar con escolta del presidente, consellers y el presidente del Parlament se debían empezar a enviar por correo electrónico a la Secretaría de Estado de Seguridad en vez de a la sala de coordinación policial como se había hecho hasta entonces.

A partir de la comunicación de este cambio de operativa, el Ministerio ha empezado a denegar las peticiones del presidente y los consellers, sin haber comunicado ningún cambio de criterio en las autorizaciones, por lo que Buch quiere abordar la cuestión el 4 de marzo en la comisión mixta de seguridad, y ha pedido al Ministerio no hacer más denegaciones hasta entonces.

Por su parte, desde el Ministerio han dicho que en los ocho meses en que Fernando Grande-Marlaska está al frente de Interior no se ha autorizado nunca el acompañamiento con escolta de Mossos, y han justificado su negativa remitiéndose a la instrucción que se aplica con los ministros y el resto de dirigentes políticos que viajan a la capital europea.

"Incongruencia"

Para el conseller, estas denegaciones son una "incongruencia" y una contradicción porque hay un informe de seguridad de los Mossos d'Esquadra que aconseja que Torra y sus consellers se desplacen protegidos por sus escoltas.

Buch ha insistido en que, desde que Torra es presidente de la Generalitat, han realizado él y sus consellers varios viajes fuera de España y siempre el Ministerio les ha dado el visto bueno para que viajaran con escoltas, y ha citado un informe de Mossos que certifica que siempre que Torra ha ido al extranjero ha sido con escolta, hasta ahora.

Según el conseller, a partir del 14 de febrero y de haber instaurado un cambio en el sistema de comunicar las peticiones, se ha empezado a denegar la seguridad en los viajes internacionales del presidente y los consellers, algo que asegura no había pasado hasta este momento, y que desvincula de la creación del Area de Seguridad Institucional de la Generalitat. Por eso, ha considerado que estas últimas decisiones "no se adecuan" a cómo han trabajado en los últimos años, y ha calificado de incomprensible el cambio de criterio del Ministerio.

Buch ha explicado que este fin de semana ha habido contactos con el Ministerio para abordar el asunto, pero que en ningún momento les han dado explicaciones de por qué se están denegando los viajes con escolta, por lo que se han emplazado a abordarlo el 4 de marzo.

Seguridad en Bruselas

Preguntado sobre si agentes de Mossos d'Esquadra fuera de servicio están garantizando la seguridad de Torra en Bruselas, Buch ha asegurado que no hay ningún escolta de Mossos con él ejerciendo tareas de seguridad. Buch ha recordado que "la ley es muy taxativa" y prevé que, para que un mosso pueda ejercer tareas de policía fuera de territorio catalán, debe tener permiso al Ministerio del Interior.

Sobre la seguridad en el extranjero a partir de ahora de las autoridades catalanas, Buch ha indicado que se tendrá que hacer a través de la policía del país de destino. El conseller ha puntualizado que, por otra parte, el Ministerio sí ha autorizado los viajes con escolta de Torra y sus consellers al resto de España.