La nueva presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha pedido al Tribunal Supremo que le aclare es qué situación están los cuatro diputados procesados por el procés. La presidenta entiende que la comunicación del tribunal se refería a la situación de Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull en la sesión constitutiva, y ahora quiere que precise si pueden seguir ejerciendo o no.

De esta forma, Batet, devuelve al tribunal la decisión sobre los encarcelados, que el Supremo había dejado en manos del reglamento de la cámara y por lo tanto de la Mesa del Congreso. Este órgano celebrará el jueves por la mañana la primera la reunión de la legislatura para abordar, como asunto principal, el futuro de los cuatro diputados catalanes que se encuentran en prisión preventiva y que podrían ser suspendidos por esta razón.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha informado que en esa reunión se verá la opinión de los grupos y si quieren pedir un informe a los letrados. La fiscalía ha pedido al Tribunal Supremo que se suspenda en sus funciones a estos cuatro diputados y al senador Romeva.

PP y Ciudadanos han pedido que se les suspenda ya, entendiendo que está claro en el reglamento y en la Ley de Enjuiciamiento Criminal que no pueden ejercer como diputados al estar sentados en el banquillo, entre otros delitos por rebelión.

Con estos trámites por delante parece que será después de las elecciones del 26M cuando haya una decisión. La suspensión o no influye también en los votos necesarios para la investidura del presidente del Gobierno. Si se les suspende y no renuncian al acta, para ser sustituidos por los siguientes en la lista, se reducen los votos necesarios.