La manifestación independentista en el centro de Madrid se ha vivido sin altercados, aunque sí se ha producido un pequeño incidente cuando un hombre ha exhibido una bandera de España con el lema 'Viva El Rey'.

Se ha subido al escenario poco antes de que comenzaran los discursos, pero la organización ha llamado a la calma y le han pedido que bajara. Trataban así que el espíritu pacífico de esta convocatoria se mantuviera.

Como es habitual, la guerra de cifras sobre el número de asistentes a la marcha se ha repetido. Desde la organización lo sitúan en 120.000 personas mientras que la Delegación del Gobierno habla de 18.000.