de 37,5 horas a 35

El Ayuntamiento de Madrid recurrirá la suspensión de la jornada de 35 horas

El Gobierno municipal acordará que los funcionarios y empleados de organismos autónomos municipales vuelvan a la jornada de 37,5 horas después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) haya acordado la suspensión cautelar de la jornada de 35 horas.

La portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre.

Publicidad

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha acordado recurrir la suspensión cautelar de la reducción de jornada de 37,5 a 35 horas semanales de los funcionarios municipales dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en un auto "claro" que el Consistorio acatará.

La portavoz municipal, Rita Maestre, ha informado de esta decisión en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, en la que ha comparecido junto a la gerente de la ciudad, Carmen Román, quien ha recordado que hay cinco días hábiles para interponer el recurso y diez para acatar la resolución.

El Gobierno municipal acordará en su reunión de la próxima semana que los funcionarios y empleados de organismos autónomos municipales vuelvan a la jornada de 37,5 horas, después de que se aborde la cuestión con las organizaciones sindicales con las que se pactó este horario del que los empleados públicos disfrutan desde julio de 2016.

Posteriormente, se informará al Pleno de esa decisión puesto que fue precisamente ese órgano el que solicitó en mayo de 2016, con los votos a favor del PSOE y Ahora Madrid, la vuelta a la jornada de 35 horas suprimida por la aplicación de la ley estatal de Medidas Fiscales y Administrativas.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha acordado la suspensión cautelar de la jornada de 35 horas de los funcionarios municipales, aprobada por el Consistorio madrileño el pasado 30 de junio, y que fue recurrida por la Delegación de Gobierno a través de la Abogacía del Estado.

Rita Maestre ha rechazado expresar un posicionamiento político sobre la actuación de la Delegación de Gobierno a pesar de que, en octubre, la alcaldesa Manuela Carmena señaló la "hiperactividad" de la Delegación, que recurrió también el cese de la interventora general y las cláusulas sociales en la contratación municipal.

No obstante, la gerente de la ciudad ha explicado que si el Ayuntamiento de Madrid recurre el auto es porque considera que la decisión de reducir la jornada está suficientemente fundamentada tanto en el acuerdo de la Junta de Gobierno como en la respuesta al recurso de la Abogacía del Estado.

"Creo que aquí se contraponen criterios jurídicos que ambas partes consideran fundamentados", ha reflexionado Carmen Román, que no ha querido hacer "quinielas" sobre cuál será el posicionamiento del TSJM al final del proceso, en la sentencia, aunque ha sostenido que los argumentos municipales son "defendibles" y "se mantienen". Y sin entrar tampoco "a juzgar" los recursos que la Delegación del Gobierno ha interpuesto contra las decisiones municipales, la gerente de la ciudad ha considerado que al Ayuntamiento de Madrid se le mira "con mucha atención".

Publicidad