VARIOS EDILES HAN ENTRADO EN EL EDIFICIO

El Ayuntamiento de Badalona abre sus puertas alegando que les ampara el derecho de representación política

Pese a la prohibición judicial, los ediles del Ayuntamiento de Badalona han abierto el consistorio para los vecinos que quieran resolver dudas. Defienden que no están haciendo nada excepcional y avisan que confían muy poco en la imparcialidad de la justicia en este asunto.

Varias personas se concentran en el Ayuntamiento de Badalona

Publicidad

Los ediles del Ayuntamiento de Badalona que han desobedecido al juez y atienden a los ciudadanos en las dependencias municipales el Día de la Hispanidad, han asegurado que les ampara el derecho de representación política que recoge la Constitución Española.

Éste es el argumento que esgrimen para justificar que esta mañana, pese a la prohibición judicial, hayan abierto las puertas del consistorio a los vecinos que quieran resolver dudas en el Ayuntamiento, al que al mediodía se habían acercado unas 200 personas, según fuentes municipales.

Los ediles lo han hecho después de romper la resolución del juzgado contencioso-administrativo número 14 de Barcelona, que les ha citado el jueves en la Ciudad de la Justicia a las 11 horas. "Lo que hemos hecho aquí lo hacemos muchos días, muchos domingos y muchos festivos. No estamos haciendo nada excepcional, pero es evidente que hay un riesgo y lo valoramos", ha explicado el alcalde accidental, el republicano Oriol Lladó.

La alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater, está de viaje en Colombia para asistir al congreso de ciudades y gobiernos locales unidos que se celebra en Bogotá. Los ediles han hecho referencia al artículo 23 de la Constitución que establece que "los ciudadanos tienen el derecho a participar en los asuntos públicos, directamente o por medio de sus representantes, libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal".

Sin embargo, el tercer teniente de alcalde, Jose Téllez, que ha sido quien ha roto el auto judicial, ha avisado de que confían "muy poco" en la imparcialidad de la justicia en todo este asunto. "No estamos haciendo nada que no hagamos otro día", ha subrayado Lladó, que también ha mostrado recelos ante la actuación judicial que pueda derivar de la apertura de las dependencias municipales. En este sentido, ha subrayado que simplemente se asesora a los ciudadanos y no se están efectuando trámites porque ni siquiera se han abierto los ordenadores. Según fuentes municipales, el número de ciudadanos que se han acercado al edificio El Viver para solucionar dudas ya asciende a 200.

Publicidad