Ministerio de Igualdad

Así serán los teléfonos de ayuda contra la violencia machista a partir de ahora

El Gobierno ha aprobado este pasado martes actualizar los teléfonos contra la violencia de género por un importe de 32,6 millones de euros y prevén estar listos para 2023

Así serán los teléfonos de ayuda contra la violencia machista a partir de ahora

Publicidad

Los teléfonos contra la violencia de género cambiarán a partir de 2023. Así lo ha aprobado el Gobierno este martes durante la reunión del Consejo de Ministros con el fin de alcanzar una mayor cobertura de atención a todas aquellas mujeres que necesiten apoyo para luchar contra esta lacra.

En concreto, tal y como indicó la ministra de igualdad, Irene Montero, la transformación de dichos números de teléfonos y su modernización tendrá un coste para las arcas públicas de 32,6 millones de euros. El objetivo, indicó ésta, alcanzar a 50.000 mujeres víctimas de violencia frente a las 16.500 actuales.

De esta forma la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), que es la encargada de gestionarlos, recibirá un primer importe en 2022 por valor de 11,6 millones de euros y en 2023 ascenderá hasta los 10,4 millones.

¿De qué consta la modernización?

Pero, ¿de qué consta esta modernización? Cabe destacar que el servicio Atenpro se encarga de dar un teléfono a mujeres que se encuentran en programas de acción integral por violencia de género y en él pueden encontrar atención psicológica especializada o de emergencia las 24 horas del día y los siete días de la semana.

El problema, según ha destacado la ministra de Igualdad, es que estos dispositivos se han quedado "viejos" y en algunos casos las baterías "duran poco" o son “demasiado grandes” y no ayudan a las mujeres a introducirles en su día a día en un contexto de discreción.

Por ello Irene Montero ha destacado que proporcionará dispositivos de "última generación" de telefonía móvil pero no descarta emplear relojes o "cualquier dispositivo de última generación que facilite el contacto".

Del mismo modo, la responsable de la cartera de Igualdad tiene claro que quiere ampliar la ratio de acción a todas aquellas mujeres que sufran de violencias machistas y no sólo a aquellas que sufren violencia de género, es decir, la producida en el seno de la pareja o expareja. También a las víctimas de violencia sexual o tratas con fines de explotación sexual. En total, unas 50.000 mujeres a las que se quiere ayudar.

Publicidad