Las cámaras de Antena 3 asisten a un simulacro de la detención de un terrorista. Es parte del entrenamiento del Grupo de Acción Rápida de la Guardia Civil, una unidad de élite de la benemérita.

El objetivo es que gracias a estos entrenamientos, ante una situación de emergencia, los agentes puedan reaccionar de manera automática en situaciones de riesgo. Ejercicios de todo tipo y dificultad ocupan el día a día de este centro de Logroño pionero en Europa. Estos entrenamientos son supervisados y evaluados “in situ” por los adiestradores gracias a salas acristaladas.

A él acuden agentes de toda Europa y además, el GAR exporta su conocimiento táctico y operativo por toda Europa a petición de la ONU, la OTAN y la Unión Europea. Su labor ya ha logrado la reducción de los ataques y lo más importante: que no proliferen células terroristas.