Pacto PP y Vox

Así es la letra pequeña del acuerdo de Gobierno entre el Partido Popular y Vox en Castilla y León

PP y Vox llegan a un acuerdo tras las elecciones en Castilla y León para formar un Gobierno regional "estable y sólido".

Alfonso Fernández Mañueco y Juan García-Gallardo

EFE Alfonso Fernández Mañueco y Juan García-Gallardo

Publicidad

Alfonso Fernández Mañueco logrará ser investido tras ceder a algunas de las exigencias de Vox.

El partido de Santiago Abascal ha conseguido ocupar la presidencia de las Cortes y tres consejerías, que aún están por definir. El candidato de la formación, Juan García Gallardo, se convertirá en vicepresidente de la Junta y la portavoz de Vox, Fátima Pinacho, ocupará una de las secretarías de la Mesa.

El acuerdo contempla 32 acciones a llevar a cabo durante la legislatura, como una Ley de desarrollo y competitividad rural y la aprobación de una Ley de lucha contra la "violencia intrafamiliar" que actualizará la normativa vigente para "mejorar la atención a las víctimas", especialmente "menores, mayores, mujeres y personas con discapacidad o vulnerables".

Entre los ejes del Gobierno estarían la vigilancia y defensa de la igualdad entre mujeres y hombres, la igualdad laboral y la igualdad de oportunidades. Promover la solidaridad entre todas las Comunidades autónomas. Reivindicar la historia común. Defender los intereses de la Comunidad ante la Unión europea. El compromiso con el mundo rural y los servicios públicos de calidad. Mejorar las infraestructuras. Apoyar la natalidad mediante ayudas directas e incentivos fiscales y fortalecer la conciliación. Otro objetivo marcado en el documento es la reducción del gasto público ineficaz.

Todavía hay flecos pendientes pero los de Santiago Abascal aseguran que se fían de la lealtad de Alfonso Fernández Mañueco para cumplir los compromisos acordados entre ambas formaciones.

Compromisos como promover una inmigración ordenada que, desde la integración cultural, económica y social y en contra de las mafias ilegales.

El pacto permitirá a Vox asumir cuotas de poder en un gobierno regional por primera vez desde que irrumpió en la política nacional, en Abril de 2019.

Desde el día de las elecciones y tras haber logrado 13 escaños, Vox había pedido al Partido Popular el mismo trato que se dio a Ciudadanos en 2019 cuándo lograron 12 procuradores. El presidente en funciones de castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco ha asegurado que este acuerdo es muy positivo porque ha evitado una repetición electoral.

Publicidad