17

Publicidad

Vacuna Pfizer

Así ha sido la llegada de las primeras dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus a Guadalajara

La Guardia Civil ha escoltado la llegada de las primeras dosis de la vacuna frente al coronavirus hasta el centro logístico de Pfizer en Guadalajara, después de pasar la noche el Lerma, en Burgos.

Las primeras dosis de la vacuna de Pfizer frente al coronavirus ya descansan en el centro logístico de la farmacéutica estadounidense en Guadalajara, Castilla La-Mancha.

Un dispositivo especial de la Guardia Civil ha escoltado el transporte, que ha pasado la noche en Lerma antes de su llegada a primera hora de este sábado a Guadalajara.

Precisamente en la residencia Los Olmos, en dicha localidad manchega, será el lugar donde este domingo se ponga la primera vacuna frente al coronavirus en España.

A las 7:29 de la mañana llegaban al centro logístico de Pfizer en Guadalajara las primeras vacunas. Salieron de Puurs, Bélgica y tras hacer noche en la comandancia de Lerma, Burgos, han sido almacenadas allí.

Desde aquí ya están siendo distribuidas a los 50 puntos habilitados en toda España. Luego pasarán a residencias y hospitales, fijados por cada comunidad autónoma. El número de dosis que reciba cada autonomía está establecido según criterios del Ministerio de Sanidad. Las primeras vacunas se pondrán mañana domingo.

Un transporte muy vigilado y esperado

Fuentes del dispositivo de seguridad han indicado que fue ayer, día de Navidad, cuando un primer camión, no demasiado pesado, cruzó la frontera procedente de Puurs (Bélgica) y, escoltado por la Guardia Civil, se dirigió al cuartel del Instituto Armado de Lerma, en Burgos.

En estas instalaciones, el vehículo ha pasado la noche y a primera hora, en torno a las 7.30 horas, ha sido conducido a un centro logístico de la farmacéutica en Guadalajara, desde donde se está previsto que sean a su vez distribuidas dosis a otros puntos de España.

Será a las 8.30 horas de mañana domingo cuando reciban la vacuna los primeros españoles: una persona mayor y un trabajador de la residencia de mayores Los Olmos, de Guadalajara capital.

Esta es la primera entrega de la vacuna de Pfizer a la que seguirán cada lunes partidas de dosis para distribuir entre las comunidades autónomas que, salvo excepciones como Aragón, no han desvelado dónde las guardarán.

Y es que el almacenaje de las vacunas es uno de los mejores secretos guardados por razones de seguridad con el objetivo de que no haya ningún tipo de incidencia.

Una distribución realizada con mucha protección: los viales tienen que estar a 80 grados bajo cero, han de ser transportados delicadamente porque no pueden ser agitados. Además tendrán una extrema vigilancia.

Hay mucho hermetismo sobre por donde viajan y donde estarán, concretamente, almacenadas las vacunas. Canarias, Baleares y Ceuta y Melilla las recibirán hoy y serán transportadas y vigiladas por el ejército. En las próximas doce semanas España recibirá más de cuatro millones y medio de dosis.

El dispositivo de seguridad se ha diseñado para garantizar no solo la seguridad física sino también la virtual para que ningún centro de almacenaje pueda sufrir un ciberataque, por lo que también participan en el plan la Oficina de Coordinación Cibernética (OCC), el Consejo Nacional de Ciberseguridad (CCN) y el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (Incibe).

En cuanto a la conservación de la vacuna, la farmacéutica ha desarrollado planes y herramientas logísticas para asegurar un efectivo transporte, almacenamiento y control continuo de la temperatura de las vacunas.

Fuentes de Pfizer indicaron que se ha innovado en el empaquetado y almacenamiento para adecuarlos a la variedad de ubicaciones donde cree que se realizarán las inmunizaciones, a la vez que ha diseñado contenedores específicos con temperatura controlada que utilizan hielo seco para mantener las condiciones de almacenamiento recomendadas de -70°C hasta 10 días (sin abrir).

Publicidad