Publicidad

Princesa de Asturias

Así ha sido la estricta educación de la princesa Leonor

Desde bien pequeña, la heredera de la corona, Leonor de Borbón, ha recibido una estricta educación y formación bajo la supervisión de sus padres los reyes Felipe y Leticia.

Este martes la Casa Real ha anunciado a través de un comunicado que la Princesa de Asturias, Leonor de Borbón, cursará el programa de estudios del Bachillerato Internacional de la institución educativa Colegios del Mundo Unido (UWC) en el 'UWC Atlantic College' de Gales, Reino Unido.

Sin embargo, desde bien pequeñas, la futura heredera al trono como su hermana, la infanta Sofía, no han tenido la misma educación que cualquier otro niño, pues sus padres, el rey Felipe VI y la reina Letizia, se han encargado de formar de forma especial y estricta a la que un día será reina de España y a su hermana la infanta.

A sus 15 y 13 años, tanto la heredera de la corona como su hermana, han cursado estudios en el colegio bilingüe Santa María de los Rosales en Aravaca (Madrid), al igual que hizo su padre, hasta los 16 años.

Leonor lleva desde que nació formándose para ser la futura reina de España y de ahí que maneje también el gallego, el euskera y el valenciano. Desde su nacimiento, la niñera que las ayuda es británica, lo que ha hecho que desde bien pequeñas hablen fluidamente inglés que han aprendido en su colegio bilingüe. Además, tienen nociones de francés, árabe y chino.

Además, entre semana están plenamente centradas en sus estudios y no ven la televisión, únicamente hacen uso de ella y de internet los fines de semana y bajo la supervisión de sus padres. Además, las hermanas no tienen ningún tipo de dispositivo electrónico como teléfono móvil o tablet.

Además, la reina Letizia se implica plenamente en la educación de sus hijas, así como en la alimentación. Ni Leonor ni Sofía comen golosinas ni comida rápida. Siempre comen alimentos a la plancha o hervidos, y siempre frescos. Esta es, además, la dieta que también siguen en el colegio.

Descansar es algo fundamental, por lo que en torno a las 21 horas las hermanas se van a la cama para que el cansancio no interfiera en su rendimiento académico. Un horario que puede variar en verano, puesto que fuera del horario lectivo, la hora de acostarse puede retrasarse hasta un par de horas.

Publicidad