Publicidad

Estado de alarma

Así explican los expertos las diferencias entre tribunales sobre las restricciones y el toque de queda

Dos expertos analizan la disparidad, en cada cada comunidad autónoma, de las sentencias judiciales sobre las restricciones para hacer frente al coronavirus tras el fin del estado de alarma.

La justicia avala en Baleares el toque de queda a las 23:00 horas, pero lo rechaza en Navarra, País Vasco o Canarias. Tras el fin del estado de alarma, que terminó el pasado sábado, el caos jurídico recorre España, mientras las comunidades intentan aplicar restricciones contra el coronavirus y algunos tribunales de justicia las tumban por considerarla anticonstitucionales.

"La legislación en la que se está basando la Administración para las medidas restrictivas de derechos es tan vaga, que permite cualquier interpretación, no establece cuáles son los límites", explica Jorge Fernández, de Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV).

Resquicio legal

En principio, solo bajo el estado de alarma se pueden aplicar medidas como el toque de queda o el cierre perimetral. Desde que en España se ha dejado de aplicar dicha figura, a los gobiernos autonómicos les toca buscar el resquicio legal por el que poder seguir decretando restricciones.

"Hay tribunales que interpretan restricciones como el toque de queda o el cierre perimetral como supuestos individualizados y otros como restricciones generalizadas", explica, por su parte, María Jesús del Barco, de Asociación Profesional de la Magistratura.

"El estado de alarma es el pasado"

Desde el Gobierno, mientras, sostienen que hay instrumentos legales de sobra para hacer frente a la pandemia y que el estado de alarma, como esta misma mañana ha dicho Pedro Sánchez, "es cosa del pasado".

"La situación epidemiológica en España no es la misma ahora que el pasado octubre, cuando se amplió por última vez el estado de alarma", ha señalado este martes la ministra portavoz, María Jesús Montero, tras la reunión del Consejo de Ministros.

"Entonces la incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes era de 360 casos. Ahora es de 198, además la campaña de vacunación sigue avanzando y el objetivo de tener al 70% de la población inoculada para finales de agosto está cada vez más cerca", ha explicado.

Publicidad