Uno de los menús escolares de Telepizza para niños con bajos recursos

Publicidad

Coronavirus

Así defendió Ayuso los menús de comida rápida durante el coronavirus: "La pizza es dieta mediterránea"

Un informe revela que estableció la pizza como alimento como “mediterráneo” días antes de finalizar su acuerdo con Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes.

La Comunidad de Madrid esgrimió que la pizza era parte de la “dieta mediterránea” en un informe para el Ministerio de Derechos Sociales poco después, de finalizar el acuerdo con diferentes franquicias para abastecer de menús a los niños de familias necesitadas durante la crisis del coronavirus.

"La pizza es uno de los productos más antiguos de la dieta mediterránea, se consume desde hace más de 1.000 años. Además, de hidratos de carbono, la pizza es fuente de nutrientes variados como potasio, calcio, hierro y fibra gracias a la cantidad y variedad de alimentos que se pueden combinar en su elaboración", reza el comunicado revelado por la Agencia EFE y remitido a la vicepresidencia, liderada por Pablo Iglesias.

El ejecutivo encabezado por PP y Cs, referencia al doctor especializado en endocrinología Escribano para defender "el aporte nutricional que tiene la pizza en la composición de una dieta saludable, equilibrada y variada para cualquier consumidor, y en especial en la dieta de los más jóvenes”.

La Comunidad de Madrid elaboró dicho documento después de que el Gobierno exigiese una justificación sobre la “idoneidad y carácter saludable y equilibrado” de una partida ligada a una ayuda económica para la región de 2,4 millones de euros.

"El hecho de que los menús los ofrezcan empresas, como Telepizza o Rodilla, no significa que únicamente se ofrezcan menús de pizza o sándwiches, existe una serie opciones con ensaladas, pasta, y que también incluyen yogures y fruta", son algunos de los argumentos plasmados a favor de esta iniciativa.

Según este mismo documento, el menú de Telepizza comprendería entre 244 a 721 kcal -sin yogur ni fruta-, el de Rodilla estaría entre las 507 y las 699 kcal mientras que el de Viena Capelles oscilaría entre las 650 y las 800 kcal.

Esta última entidad repartió menús en 66 ayuntamientos y 650 alumnos, en los que se incluyó verdura, legumbres, arroz o pescado. Madrid afirma que “buscó la mejor fórmula” para alimentar a 11.500 alumnos acogidos por la beca de comedor promulgadas por ser perceptores de Renta Mínima de Inserción.

"Si ese Ministerio (de Sanidad) hubiese considerado no adecuada la propuesta desde un punto de vista alimentario, la habría rechazado, dadas las competencias que ostenta", afirman para luego añadir que esta medida "temporal" se tomó en un momento de "gran desconcierto" mientras que "ahora la sociedad y sus diferentes estructuras se han adaptado a la situación excepcional".

Publicidad