Felipe VI Cataluña

La ANC quema fotos del Rey en municipios catalanes ante la visita de Felipe VI a Barcelona

En un comunicado, la entidad independentista ha pedido a las asambleas territoriales convocar "quemas populares" de fotos del monarca en las plazas de municipios catalanes.

Publicidad

Múltiples concentraciones se han producido en municipios de Cataluña este martes en las que se han quemado fotografías del rey Felipe VI con motivo de su visita a Barcelona por su participación en la cena inaugural de la XXXVI Reunió del Cercle d'Economia.

Está previsto que el rey se encuentre con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, y el vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró, en la reunión. Pero también lo hará, en principio, con Pere Aragonès, aunque este no asistirá a la cena.

Convocados por la ANC, centenares de personas se han concentrado en municipios como Reus, Valls (Tarragona), Sant Celoni, Igualada, Vilassar de Mar, Premià de Mar (Barcelona) o Girona con protestas como 'Cataluña no tiene rey', 'Ni rey, ni corona, independencia' o 'Fuera la monarquía corrupta y sus defensores'.

En un comunicado, la entidad independentista anunciaba que llamaba a las asambleas territoriales a convocar "quemas populares" de fotos del Rey en las plazas de municipios catalanes.

[[H3:Ausencia de Aragonès y quema de retratos mientras llegan los indultos]]

La ausencia de Aragonès y la quema de fotografías del Rey llegan justo cuando el Gobierno está pidiendo conciliación y diálogo para justificar los indultos a los líderes independentistas condenados por procés, toda vez que la medida de gracia ya se da por hecha y sólo falta por determinar la fecha concreta, después de Carmen Calvo asegurase el martes que los indultos llegarían "la semana que viene o la próxima"

Para el miércoles, el día en que Felipe VI asistirá a la cena, la ANC ha convocado una concentración a las 19:00 horas en la plaza del Mar del barrio de la Barceloneta, a unos 800 metros del Hotel W en el que se celebra el acto al que asiste el Rey.

La visita del monarca a Barcelona, además, ha supuesto la primera 'crisis' en el nuevo Gobierno de la Generalitat, ya que el presidente, Pere Aragonès, ERC, delegó en el vicepresidente, Jordi Puigneró, de JxCat, la representación del Govern en la la cena, pero este se negó a acudir.

El primero de los tres viajes a Barcelona

Es el primero de los tres viajes que el rey va a hacer a Barcelona en las próximas dos semanas, en paralelo a la etapa de diálogo y distensión abierta por el Ejecutivo de Pedro Sánchez con la Generalitat tras la formación de la coalición entre ERC y Junts.

Coincide además con el debate sobre los indultos que prevé conceder el Gobierno a los líderes independentistas catalanes encarcelados y la firma que ha de estampar el jefe del Estado en el decreto que los formalice.

Publicidad