Los independentistas y los partidos de izquierda han cedido sus votos al socialista Álex Pastor en el último instante, proclamándolo alcalde de Badalona. Los voto han impedido al dirigente del PP, Xavier García Albiol, hacerse con la alcaldía.

Los socialistas han logrado imponerse a Dolors Sabater, que ha decidido retirar su candidatura tras las negociaciones que se han llevado a cabo hasta minutos antes de que comenzase el pleno. Sabater ha tachado a los socialistas de "irresponsables" por haber "llevado al límite" las negociaciones y no haber dado su brazo a torcer, pero ha justificado la retirada de su candidatura alegando que ello evita un mal mayor - la alcaldía de Albiol- y que demuestra "esfuerzo y mucha generosidad". Además, ha exigido a los socialistas que tengan "en cuenta al resto de fuerzas y que, tras su gesto de "responsabilidad", se mantengan "abiertas" las negociaciones. Respecto a eso, Pastor se ha comprometido a "estudiar todos los escenarios para conseguir un gobierno progresista".

Con 15 votos a favor -los de su partido, Guanyem, ERC, Badalona en Comú Podem y JxCat- Pastor ha superado por uno la mayoría absoluta, mientras que ha habido dos sufragios nulos. Albiol sólo ha obtenido los 11 apoyos de su formación, por lo que se convierte en el líder de la oposición en el gobierno municipal.

Albiol, ha recalcado que siente "una profunda tristeza y cierta vergüenza" porque "en política se tiene que ser un poco más serio y honrado", y ha acusado a los otros partidos de estar "obsesionados" con que él no gobierne. "Lo que os mueve es el odio y el rencor", ha asegurado. Se ha lamentado de que, según ha afirmado, sean los vecinos quienes "paguen las consecuencias de este propósito".

Álex Pastor está al mando del consistorio desde el pasado año, cuando desbancó, a través de una moción de censura apoyada por PPC y Cs, a Dolors Sabater (Guanyem), a quien había ayudado a investir tras los comicios municipales de 2015.