El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, explica en una entrevista en Onda Cero que la movilización del próximo domingo debe tener como nexo común una lucha contra el desafío separatista y contra la deriva en la que ha entrado Pedro Sánchez.

"Hasta ahora teníamos el problema del separatismo pero ahora tenemos dos: el separatismo y un presidente como Sánchez", indica Rivera, que dice desconocer los detalles de la manifestación porque la están organizando los equipos.

Albert Rivera considera inaceptable el documento con 21 puntos publicado por la Generalitat porque lo considera "una enmienda a la totalidad a nuestra Democracia" presentada por un partido "que ha dado un golpe de Estado" y cree que "todo lo que esté fuera del marco constitucional es inaceptable".

Preguntado sobre las palabras de Pablo Casado sobre Pedro Sánchez, a quien acusó de alta traición a España, Rivera prefiere no opinar sobre este tema y llama irresponsable al presidente del Gobierno: "En vez de dar marcha atrás corroboran que esto lo tenían pactado".

Rivera cree que lo preocupante no es que los separatistas pongan condiciones, sino que "el presidente las acepte para ser presidente un poco más" y cree que esta legislatura empieza a ser peligrosa.

El líder de Ciudadanos asegura que lo que quieren es que se convoquen elecciones y que eso es lo que defenderán el próximo domingo.

Respecto a si le incomoda la presencia de Vox y de Santiago Abascal en la manifestación, Rivera asegura que no es una manifestación de políticos, sino de la sociedad civil a la que se ha unido gente muy diversa: "Aquí da igual a quién has votado, lo importante es si defiendes ese lema, si queremos pararle los pies a Sánchez".