Noelia Posse había contratado a su hermana para llevar las redes sociales del ayuntamiento por 52.000 euros anuales y había ascendido a su tío de auxiliar administrativo a director técnico de Deportes. Además se subió su propio sueldo un 16% hasta 82.000 euros al año.

La alcaldesa insistió en mantener su postura para rodearse de "las mejores personas posibles, cualificadas y de absoluta confianza".

El secretario general del PSOE de Madrid José Manuel Franco había pedido a Posse que rectificara porque consideraba que sus decisiones resultaban "poco estéticas". La alcaldesa fue recibida anoche con una pitada y gritos de "fuera, fuera" y "ladrona" durante el pregón de las fiestas de Móstoles.