Vox

Abascal dice que Pedro Sánchez "debería haber abofeteado" a Pere Aragonès por quitar la bandera española

"La retirada de la enseña de España es para levantarse en el acto un presidente que tenga agallas y abofetear a Aragonés en público y en directo", ha asegurado el líder de Vox en referencia al comentado incidente tras la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat

El líder de Vox, Santiago Abascal

Publicidad

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha mostrado este viernes su rechazo a la mesa de negociación con Cataluña, que ha calificado de "insulto" a todos los españoles. Pero además, cree que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, debería incluso haber "abofeteado" al presidente catalán, Pere Aragonés, cuando fue retirada la bandera de España para su comparecencia.

"La retirada de la enseña de España es para levantarse en el acto un presidente que tenga agallas y abofetear a Aragonés en público y en directo", ha sostenido durante una entrevista en EsRadio.

Antes de la intervención dl presidente de la Generalitat, en la que dijo en varias ocasiones que "el estado español seguía oprimiendo a Cataluña", un operario retiró la bandera de España dejando solo la catalana. Sánchez, que fue el primero en hablar, lo hizo delante de las dos banderas.

Abascal se ha referido así a la decisión de la Generalitat de retirar la bandera de España y dejar solo la de Cataluña para la comparecencia de Aragonés tras su reunión con Pedro Sánchez antes de la mesa de diálogo.

"Traición al pueblo y al Rey"

El líder de Vox ha advertido de que "la moneda de cambio" de ese foro de negociación es "la soberanía nacional, la traición al pueblo y al Rey y la traición a los jueces que persiguieron a los malhechores golpistas y los metieron en prisión".

A su juicio, Sánchez es un presidente que está "dispuesto a todo" con tal de permanecer en el Palacio de la Moncloa y eso justifica la decisión de Vox de mantener "distancia infinita" con el PSOE. "Un cordón sanitario mientras esté con los enemigos de España", ha pedido.

Sánchez dijo durante su intervención que el referéndum de independencia y la amnistía no son ni siquiera una opción y, además, pidió a Aragonès que "escuche a todos los catalanes, no solo a una parte".

Publicidad