El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha afirmado que el capitán del barco humanitario 'Open Arms' "no tiene capacidad jurídica" para pedir asilo para los 31 menores rescatados en el Mediterráneo por su buque, en referencia a la solicitud que ayer envió a la Embajada de España en Malta.

Ábalos insistió en que al capitán "no le corresponde ejercer esa función", porque "no tiene ni esa capacidad ni esa potestad". "Entiendo que para seguir manteniendo la cuestión viva puede ser un argumento, pero no tiene esa capacidad jurídica", subrayó. En su opinión, el responsable del 'Open Arms' ha tomado esa decisión para "presionar al Gobierno de Italia", que debe cumplir con su obligación.

"A nosotros no nos ha pedido ningún puerto para desembarcar", dijo, y destacó que "hasta ahora no había comprometido al Gobierno español". Finalmente, manifestó que el 'Open Arms' ha llevado a cabo rescates aunque "no tenía despacho para ello", y lamentó "que se comprometa la reputación de España" en materia de salvamento, cuando es "un país que está comprometido" con los valores de la solidaridad, como ponen de manifiesto los 806 rescates de personas que se han realizado este mes de agosto y los más de 50.000 del pasado año.