Independencia Cataluña

El 52% de los catalanes está en contra de la independencia y el 42% a favor

Según un sondeo de La Vanguardia, el 'no' a la independencia se eleva a un 51,9 % en Cataluña.

Varios colectivos independentistas, durante una concentración en Barcelon

Efe Varios colectivos independentistas, durante una concentración en Barcelon

Publicidad

El 'no' a la independencia se eleva a un 51,9% en Cataluña, diez puntos por encima del 41,5% de partidarios del 'sí', según un sondeo publicado este lunes por el diario La Vanguardia.

La encuesta, realizada a partir de 800 entrevistas entre el 11 y el 12 de mayo, amplía la distancia entre partidarios y detractores de la independencia en Cataluña con respecto al sondeo del pasado enero, cuando el 'no' sumaba un 48,9% y el 'sí' se situaba en un 42,6%.

A favor del indulto

Por otra parte, un 61,3% está a favor de conceder indultos a los presos independentistas, frente a un 32 % que está en contra, mientras que un 51,8% cree que los presos deberían comprometerse a respetar la Constitución y el Estatut para facilitar la tramitación del indulto.

Si se inicia una negociación bilateral con el Gobierno de España, un 35,8% defiende buscar un acuerdo para la "mejora del sistema de financiación", seguido de un 24% que apuesta por una "reforma de la Constitución", un 22,9% que quiere un "referéndum sobre la independencia" y un 6,3% que propone "un nuevo Estatut".

Justamente a esa encuesta a hecho referencia esta mañana el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, quien ha asegurado que la postura del ERC y JxCAT de seguir apostando por el independentismo en Cataluña "no es la más inteligente, teniendo en cuenta que estamos conociendo encuestas que demuestran que el sentimiento independentistas está bajando en Cataluña".

Ábalos ha hecho balance con esas palabras al principio de acuerdo logrado por ERC y JxCat para no repetir elecciones en Cataluña.

El acuerdo se ha anunciado este lunes, a falta de nueve días para que finalice el plazo para investir un presidente en la Generalitat y después de tres meses desde las elecciones catalanas del 14 de febrero, en los que las negociaciones entre ambos partidos se han bloqueado en varias ocasiones.