Son las 7:30 de la mañana en Madrid, plena hora punta en un día normal en la capital española. 7 minutos después, la historia de España quedará marcada para siempre. En un intervalo de 5 minutos se suceden hasta 10 explosiones en cuatro trenes de Cercanías.

Las primeras tres explosiones ocurren en un tren en la estación de Atocha, y de forma prácticamente simultánea se accionarán los explosivos del resto de trenes en la estación de Santa Eugenia y en la estación de El Pozo. Las consecuencias, 193 fallecidos y más de 1.500 heridos.

Todos los hospitales de la Comunidad de Madrid disponen sus instalaciones para atender a las víctimas y los centros de donación de sangre se saturan de voluntarios en una ola de solidaridad generalizada. La demanda de sangre fue cubierta al 100% a sólo unas pocas horas de las explosiones.

Los catastróficos hechos suceden a apenas 3 días de las Elecciones Generales. Poco después de que todo el país conociese lo ocurrido, a las 9:30 el lehendakari Juan José Ibarretxe atribuye el atentado a ETA. Sin embargo, portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, no tarda en descartar tajantemente la implicación del grupo terrorista en el atentado.

Poco después, España esperaba las palabras del presidente José María Aznar, quien asegura que ETA fue el autor y responsable de los hechos, una decisión que probablemente condicionó la victoria del PSOE tres días después. No fue hasta las 21:30h que el grupo Al Qaeda se atribuye la masacre, convirtiéndose el 11-M en el primer atentado yihadista en suelo español y europeo.

Una jornada marcada por la desolación, la conmoción y la confusión, pero también por la unión de los españoles frente al terror, que quedó grabada para siempre en la historia de España.

Este lunes, 15 años después de aquel fatídico día, seguimos recordando a las víctimas del que ha sido el peor atentado en la historia de España y de Europa.

Asociaciones de víctimas, políticos, agentes sociales y ciudadanos recuerdan a los fallecidos. Los actos de homenaje en el decimoquinto aniversario de la mayor acción terrorista en España han comenzado a las 09:00 horas en la Puerta del Sol.

A este acto asistirán el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez; el presidente del PP, Pablo Casado; el de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido; y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, acompañados de representantes de distintas instituciones.

A las 10:30 horas, en la estación de Atocha, donde explosionó uno de los trenes, Garrido y Carmena, junto a representantes madrileños de CCOO y UGT, así como la Unión de Actores y la Asociación 11M Afectados por el Terrorismo, presidida por Eulogio Paz, entre otros, rendirán tributo a las víctimas.

Al mediodía, en el parque del Retiro, se celebrará el homenaje convocado por la Asociación de Víctimas del Terrorismo con motivo del Día Europeo de las Víctimas junto a los 191 cipreses y olivos que componen el Bosque del Recuerdo. A las 13:30 horas se realizará una ofrenda floral en la calle Téllez de Madrid, junto a la estación de Atocha, donde explotó una de las bombas.

Por la tarde, a las 17:00 horas, el Gobierno ha convocado un acto en homenaje a las víctimas en la plaza de Daoíz y Velarde, al que asistirán, entre otros, el presidente del Gobierno; el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; el presidente de la Comunidad de Madrid y la alcaldesa de la capital. En Santa Eugenia, a las 18:00 horas, y en El Pozo, a las 19:00 horas, están convocados actos organizados por la Asociación 11M Afectados por el Terrorismo.