Publicidad

El equipo de Antena 3 Noticias quería, como hemos hecho, informar de lo que esta pasando en El Aaiún y lo hemos vuelto a intentar, pero Marruecos ha expulsado a nuestros periodistas. Han pasado la noche en el aeropuerto de Casablanca y han llegado a Madrid esta misma mañana.

Ha sido una noche larga, sin pasaportes, retenidos en una zona de tránsito del aeropuerto de Casablanca. Una pequeña sala de espera donde llevamos días viviendo.

Madamou nos cuenta que lo detuvieron en Estambul, es de Guinea, quería llegar a Rumania, pero sus papeles no estaban en regla. Marruecos es su última parada antes de ser devuelto a su país.

Cumplíamos todos los requisitos para entrar, teníamos el pasaporte en regla pero fuimos informados de que no éramos deseados en Marruecos. Al preguntarles por qué, no quisieron darnos ninguna respuesta.

No estábamos retenidos por ser españoles, esgrimían, después solo supieron repetir que reciben órdenes. La operación la llevan a cabo policías de paisano. Esperan el vuelo de España en el que viajamos sin cámara y como turistas. Nos detectan en el control de pasaportes y nos llevan a tierra de nadie. El lugar donde esperaremos toda la madrugada a que nos devuelvan a España.

Sólo en la puerta del avión, nos devolvieron los pasaportes. No así el equipaje. A pesar de exigirles un documento oficial que nos asegure el destino de las maletas, solo recibimos excusas. No llegarán a Madrid.

A la vuelta, en el avión, leemos la prensa marroquí. La campaña contra los periodistas españoles no ha bajado de intensidad. El reino alauí continúa bloqueando el acceso a la información a medios como Antena 3 aunque ha autorizado tras pactarlo con el gobierno español a dos periodistas, uno de El País, otro de El Mundo a viajar al Aaiún, siempre bajo el control de Rabat. Ya están en suelo marroquí.