El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado este miércoles que mantiene el lazo amarillo en la fachada del Palau de la Generalitat y ha enviado un escrito a la Junta Electoral Central (JEC) protestando por que se exija su retirada.

En un comunicado, también ha defendido que la 'estelada' es símbolo de un anhelo de libertad y una reivindicación "democrática, legítima, legal y no violenta", y ha criticado que tener que retirarla sería una censura a la libertad de expresión por parte del Estado.

Torra se manifiesta así después de que la JEC ordenara retirar los lazos amarillos y las banderas independentistas alegando que son "símbolos partidistas utilizados por formaciones electorales concurrentes a las elecciones".

También te puede interesar

Quim Torra tiene de plazo hasta el miércoles para quitar esteladas y lazos amarillos de los edificios públicos