ERC se ha situado este domingo como primera fuerza en la ciudad de Barcelona, por delante del PSC y En Comú Podem, a poco menos de un mes de las elecciones municipales, en las que estas tres formaciones parten con posibilidades de aspirar a la alcaldía de la capital catalana.

Con una participación récord de más del 78%, ERC es la vencedora de los comicios generales en la ciudad de Barcelona, con un 23,12 %, seguida del PSC (22,81 %) y de los comunes (16,37%); por debajo se sitúan Cs, JxCat, PP y Vox. ERC consigue la victoria en cinco distritos de la ciudad -Eixample, Gràcia, Les Corts, Sants-Montjuïc y Sarrià-Sant Gervasi-, algunos de ellos históricos feudos de CiU y que, en esta ocasión, han votado mayoritariamente a ERC, en detrimento de JxCat.

El PSC, en cambio, se impone en otros cinco distritos -Ciutat Vella, Horta Guinardó, Nou Barris, Sant Andreu y Sant Martí- y recupera la hegemonía en barrios que en las municipales de 2015 apostaron por los comunes de Ada Colau.