PSOE

El PSOE se ha mostrado partidario de su derogación y defiende que la cárcel debe servir para que el preso se reinserte en la sociedad. Los socialistas presentaron un recurso de inconstitucionalidad por esta ley en 2015, poco después de que se aprobara. Pedro Sánchez aseguró mientras era presidente que no tomaría ninguna decisión hasta que el Constitucional no se pronunciara.

PP

El PP aprobó en solitario esta pena máxima el 26 de marzo de 2015, como parte de la Ley de Seguridad Ciudadana. Actualmente se opone a su derogación y plantea ampliarla a asesinatos en los que se haya producido secuestro u ocultamiento del cadáver, o se pruebe que hay violencia de género.

Unidas Podemos

El partido de Pablo Iglesias pide que esta ley sea derogada. "No necesitamos pistoleros ni prisión permanente revisable; lo que necesitamos son políticas públicas que nos protejan antes de que nos maten”, dijo Ione Belarra a Pablo Casado en el Congreso en el debate sobre el asunto.

Ciudadanos

Aunque Albert Rivera ha preferido no posicionarse de un lado u otro durante muchos meses, en precampaña ha respaldado la medida. Apuesta por mantenerla y ampliarla en casos de violaciones en serie, desaparición del cadáver o secuestro y posterior asesinato.

Vox

Santiago Abascal va un paso más allá y solicita que la prisión permanente revisable se convierta en cadena perpetua.