La excoordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, y el exportavoz del partido en el Congreso Carles Campuzano han abogado por no tomar "ningún atajo" hacia la independencia y han previsto un "camino largo" en el que no hay que "tener prisas".

Así lo han afirmado en la presentación del libro escrito por Campuzano 'Reimaginemos la independencia' (Catarata), un día después de que Pascal abriera la puerta a crear un nuevo partido que no esté subordinado a Carles Puigdemont para acudir a unas futuras elecciones al Parlament de Cataluña, porque que hay mucha gente que se siente "huérfana".

"La independencia no la haremos a través de ningún atajo, es un camino largo, algo que ya sabíamos", ha dicho la ex senadora por el PDeCAT.

A lo que ha añadido, que "ahora" los independentistas han de ser capaces de "acumular toda la fuerza" sin sentir que se ha de tomar un atajo "para ir más rápido", pues nunca habían "llegado tan lejos". Sin embargo, ha matizado que si se quiere "recuperar la idea de un solo pueblo, la unidad no se debe confundir con uniformidad".

Por su parte, Campuzano, que el pasado marzo fue apartado de las listas de JxCat a las Cortes después de 23 años en el Congreso, ha opinado que "el tener prisa puede servir para agitar la política en internet, pero no sirve para cumplir objetivos". Ha expresado también que se debe aspirar a "mayorías democráticas, no el 51% de votos, sino a mayorías indiscutibles".

Para el exdiputado convergente, el "reto que el independentismo debe superar" es el de "encontrar una salida y no quedar atrapados en el enquistamiento" actual durante un largo periodo de tiempo.