Estas elecciones generales son las primeras en las que las personas con discapacidad intelectual pueden ejercer su derecho al voto.

"Me siento perfecto", afirma Paul, un joven de 24 años que este domingo ha metido por primera vez su voto en las urnas. Son muchas las personas discapacitadas que han asistido hoy a votar. Saben que su decisión también cuenta y acuden a los colegios electorales emocionados por poder ejercer su derecho.

Estas elecciones cuentan con 100.000 votos más, que pueden resultar decisivos en unas elecciones marcadas por la incertidumbre.

También te puede interesar...

Los candidatos llaman a la participación en unas elecciones marcadas por la incertidumbre

La participación a las 14.00 horas es de 41,48%, cuatro puntos más que en las elecciones de 2016