El salto a la política supone que cualquier episodio anterior aparezca de repente y sea conocido por la opinión pública. El último que ha vivido algo así es una de las novedades de Ciudadanos, uno de sus fichajes estelares, Marcos de Quinto, el número dos al Congreso por Madrid.

El exvicepresidente de Coca Cola fue condenado en 2013 por un asunto inmobiliario. Marcos de Quinto firmó, a través de una empresa suya, la compra sobre plano en pleno boom inmobiliario de un chalé en un pueblo de Cuenca, pero alegó después desperfectos para no pagarlo. Solo consiguió rebajar la factura, la promotora ganó la demanda y De Quinto tuvo que quedarse con la vivienda.

El nuevo candidato de Ciudadanos también ha protagonizado otra polémica. Le acusaban de residir en Portugal para pagar menos impuestos. De Quinto ha respondido que siempre ha pagado los impuestos donde ha residido: en Estados Unidos entre 2015 y 2017 y el año siguiente en USA y Portugal. Ahora se ha trasladado a España y los pagará aquí.

También te puede interesar...

¿Quiénes son los 'fichajes estrella' de los partidos para las elecciones generales?