El expresidente de la Comunidad de Madrid Ángel Garrido y el candidato a la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, posaban ayer miércoles sonrientes en la sede de Ciudadanos tras el anuncio de su incorporación a Ciudadanos. Habían dejado atrás las rencillas políticas.

Pero durante meses, en la Asamblea de Madrid, ambos han protagonizado enfrentamientos con descalificaciones de todo tipo. A pesar de que Ciudadanos apoya al gobierno madrileño del Partido Popular, Garrido no tuvo piedad con Aguado en muchos momentos.

En una ocasión Garrido aconsejó al partido de Albert Rivera que dejasen de llamarse Ciudadanos y, "sabiendo hacer todo como lo hacen", comenzarse a llamarse "cuñaos". "Yo creo que les vendría al pelo", acuñaba.

A Ignacio Aguado, su ahora compañero de partido, le dijo: "Quiere ser liberal, progresista, quiere ser casi democristiano, quiere ser de todo. Yo se lo voy a aclarar para que comience a ser feliz, señor Aguado usted es socialista".