La debacle electoral del PP ha sido especialmente significativa en el País Vasco, donde por primera vez en la Democracia reciente los populares no logran ningún escaño.

Con una participación nueve puntos superior a la del año 2016, la victoria ha sido del PNV, que ha logrado el 30% de los votos y se ha hecho con seis diputados.

Mientras, el PSOE, Unidas Podemos y Bildu han logrado cuatro escaños cada uno.

Por su parte, Ciudadanos y Vox se han quedado también sin representación. Pero lo más reseñable es que el hundimiendo del PP deja sin escaño a Javier Maroto, responsable de campaña de los populares y exalcalde de Álava.