El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha lamentado que el Parlament no "defendiera" sus "derechos" como diputado como sí lo ha hecho ahora JxCat con su candidatura para las europeas, tras el veto de la Junta Electoral (JEC) que le ha proporcionado su primera victoria en el Tribunal Supremo.

"Tengo que decirlo con tristeza: no ha habido la defensa adecuada en plantar cara al juez Llarena en una actitud que se parece bastante a la de la Junta Electoral", ha señalado Puigdemont en una videoconferencia desde la ciudad belga de Waterloo, donde permanece huido de la justicia española.

El expresident ha criticado que el Parlament le haya "suspendido de forma absolutamente arbitraria como diputado" cuando "en todas las ocasiones" ha demostrado su "disposición absoluta" a serlo. Ha reprobado que el Parlament "no haya habilitado la posibilidad" de una investidura telemática, incluso cuando "estaba dispuesto y había una mayoría política".

Según ha dicho, "había una oportunidad clarísima" para hacerlo el 30 de enero de 2018, cuando el presidente de la Cámara catalana, el republicano Roger Torrent, suspendió el pleno de investidura de Puigdemont a raíz del veto del Tribunal Constitucional.

Y ha criticado: "Llevamos no se cuántos meses con un intento de tramitación de las leyes que podrían permitir una investidura a distancia. Está congelado". Sin embargo, ha celebrado la "victoria sobre Madrid" que para él supone el auto del Supremo contrario al veto de la Junta Electoral a su candidatura del 26 de mayo (26M), porque "abre la puerta a defender" lo que le haría gustado "estar defendiendo desde el 30 de enero".

También te puede interesar...

El Supremo dice que no es competente para decidir sobre la candidatura de Puigdemont a las europeas