La policía ha tenido que intervenir en la Estación del Norte de Bruselas para contener la marcha, convocada hace algunas semanas a través de las redes sociales pero para la que los organizadores no habían pedido autorización.

Otro grupo formado por unos 250 "chalecos amarillos", se dirigió al centro de la ciudad destruyendo todo el mobiliario urbano que se han encontrado a su paso.

La policía detuvo a varios manifestantes que habían irrumpido en una tienda cercana a la Grand-Place de Bruselas.

Cerca de ocho millones de electores están llamados a votar este domingo en Bélgica, en un triple escrutinio federal, regional y europeo. El voto, obligatorio en el país, servirá para elegir a 484 diputados que renovarán seis Parlamentos: la Cámara federal, los Legislativos de Valonia, Bruselas, Flandes, el de la comunidad germanófona y la Eurocámara. El primer triple escrutinio de este tipo en el país tuvo lugar en 2014. Las elecciones comunales y provinciales se celebran por separado, las últimas el pasado octubre

También te puede interesar :

La Unión Europea vive su gran domingo electoral con comicios en la mayoría de países