El candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, propuso recuperar el impuesto de sucesiones para rentas superiores al millón y medio de euros.

"¿Una persona que hereda una casa, a partir de un millón y medio de euros, no cree que se le puede pedir un esfuerzo?, ¿cuántos reciben casas de un millón y medio de euros? A estos se les puede pedir un esfuerzo", aseguró en una entrevista en Espejo Público.

Vox ha respondido de forma contundente a esta propuesta, tachándolo de "barbaridad" y asegurando que es algo que, a su juicio, es "robarle a los muertos". Vox también apuesta por derogar el tributo de Plusvalías en cualquiera de sus supuestos.

Al respecto, ha comentado que Vox lleva "desde que nació" proponiendo el final de este impuesto al entender que es "confiscatorio" y que supone al final "robarle a los muertos" que han pagado en vida por una propiedad toda una serie de impuestos como el IBI.

Además, tras recordar que Sucesiones implica al ámbito estatal y autonómico, el candidato de Vox propone a nivel municipal derogar el "otro gran impuesto confiscatorio" que es la Plusvalía, que en su opinión es un "auténtico atraco".

El impuesto de sucesiones ha enfrentado las posturas de los partidos políticos en los últimos meses y es un gravamen que presenta grandes diferencias en función de la comunidad autónoma en la que residas.