Los vecinos de un bloque de viviendas en Madrid están hartos del piso turístico y han decidido empapelar todo el edificio con carteles para denunciarlo. Piden explicaciones a los administradores del piso porque los problemas son constantes. "Hemos llamado a la Policía y han venido tres horas después porque dicen que están hartos", dice una vecina.

Aseguran que ese apartamento no tiene licencia y que les molesta su actitud: "Vienen con más alcohol de lo normal, no saben exactamente a qué piso llaman y se equivocan".

Por su parte, los administradores defienden que la dueña tiene licencia, pero de la Comunidad de Madrid. "La han amenazado de muerte, la han insultado, le han deseado todo el mal en esta vida y en la siguiente", explican. De momento, y a pesar de los vecinos, dicen que seguirán alquilándolo.