El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha asegurado este sábado que han "escuchado el mensaje" de las elecciones del 28 de abril, y se ha dirigido a los votantes del partido para decirles que el PP "sigue siendo su casa", así como "la casa común del centroderecha".

En un acto en el Ateneo de Valencia, ha dicho que el 26 de mayo no solo hay que votar "por la política más cercana", sino que hay que decir a la gente que "solo votando al PP" podrá haber "un contrapeso fundamental" a un Gobierno del PSOE "con los comunistas de Podemos y los independentistas de Esquerra".

"Es importante que nos unamos: lo que no se una en torno al PP va a quedar sin unir", ha aseverado Casado, quien ha señalado que "votar es gratis, pero el resultado puede ser carísimo", pues si Pedro Sánchez "recibe patente de corso, carta blanca el próximo 26 de mayo, no va a tener un contrapeso durante cuatro años".

En opinión del dirigente popular, es importante pensar "a quién hay que votar" el 26 de mayo, quién "sirve mejor" a los ciudadanos, y ha hecho un llamamiento a "pelear hasta el último voto" y a hacer "lo que siempre ha hecho este partido, estar centrado en las personas y el futuro: así ganaremos y gobernaremos".

Ha insistido en dirigirse a los votantes del PP para decirles que esta "sigue siendo su casa", aunque se haya hecho "algo mal en el pasado" o algún compañero haya "traicionado la honorabilidad de estas siglas", y ha considerado que tenían "la razón" cuando pedían "aglutinar" y concentrar los esfuerzos "en este partido en el que cabe todo el mundo".

Casado ha lamentado que "por desgracia" se haya cumplido su pronóstico, y ha defendido que el votante "siempre tiene la razón, como el cliente", y "no se le puede responsabilizar" de su voto, sino que hay que informarle, porque quizá ha estado recibiendo "información que no era cierta".

El líder del PP se ha mostrado "optimista" ante esta nueva cita electoral, pues cree que quienes "votaron lo que votaron" luego han entendido que hacía falta "experiencia de gestión", y ha indicado que, como en los "buenos equipos de fútbol", hay que bajar a "hablar con la plantilla" para "dar lo mejor en el campo y salir a ganar".