Altas temperaturas

Gran Canaria sigue en aviso rojo por temperaturas que superan los 40 grados

La calima aumenta la sensación de bochorno con termómetros que no bajan de los 30 grados.

Publicidad

Gran Canaria ha amanecido este domingo en aviso rojo por temperaturas máximas que alcanzan los 40 ºC en cumbres y sur de la isla, y naranja en el resto de zonas, además de calima en todo el archipiélago, principalmente en medianías y cumbres.

Precisamente la calima ha aumentado la sensación de bochorno en la capital, Las Palmas de Gran Canaria, en donde los termómetros no han bajado de los 30 grados. La principal playa capitalina, la de Las Canteras, ha recibido una gran afluencia de bañistas durante toda la jornada.

Las temperaturas han experimentado un descenso en las islas más orientales y pocos cambios o en ligero descenso en el resto.

La madrugada del sábado ha sido muy calurosa en Canarias, tal y como preveían los pronósticos, pues en numerosos puntos del archipiélago el termómetro no bajó de los 30 grados, mientras que en Tasarte, en La Aldea de San Nicolás, durante buena parte de la madrugada la temperatura rondó o superó los 38 grados.

En estas circunstancias hay que extremar las precauciones por el alto riesgo de incendios forestales, cuyas mayores consecuencias en el archipiélago las han sufrido este año las islas de Gran Canaria y La Palma.

Temperaturas altas, de nuevo, el lunes

Las condiciones climáticas para el lunes se caracterizarán por temperaturas que oscilarán entre los 35 y 37 ºC en las zonas montañosas. En áreas con orientación sur y oeste en Gran Canaria, es posible que se registren valores superiores a los 38 ºC. Asimismo, el cielo estará mayormente despejado, aunque podrían aparecer nubes bajas en litorales norteños durante ciertos momentos del día. La calima también será un factor a considerar, principalmente en las áreas más elevadas, aunque su efecto disminuirá gradualmente. En términos de temperaturas, se espera un descenso moderado en general, con una mayor disminución en las temperaturas máximas, especialmente en las islas de Lanzarote y Fuerteventura.

Publicidad