Publicidad

EN EL ESTADO DE CALIFORNIA

El joven negro abatido por la policía de EEUU llevaba en sus manos un cigarrillo electrónico

Alfred Okwera Olango tenía 38 años y murió este miércoles abatido por la Policía. Los agentes dispararon contra él cuando este estaba teniendo una actitud extraña en la vía pública, según la versión de las autoridades.

Publicidad