Publicidad

Gesto inédito en tres décadas

El Gobierno británico expulsa a 23 diplomáticos rusos por el ataque al exespía y responsabiliza directamente a Moscú

Theresa May ha dado una semana de plazo a estos diplomáticos para que abandonen Reino Unido y también ha puesto sobre la mesa un posible endurecimiento de las sanciones contra Rusia por violaciones de los Derechos Humanos. Hay más medidas, como que no habrá representación diplomática británica en el Mundial de Fútbol

Publicidad