A TRAVÉS DE UN COMUNICADO

El Ayuntamiento de Pineda de Mar y los hoteles niegan presiones para expulsar a los policías

El Ayuntamiento de Pineda de Mar (Barcelona) y los hoteles han reconocido que plantearon a los policías nacionales hospedados que abandonasen los locales días antes para que el municipio recuperase la "paz social". Representantes del gobierno municipal y de la cadena hotelera niegan que haya habido "ninguna medida de presión" contra los agentes.

Publicidad

Publicidad