LA MAYOR SUBIDA EN 10 AÑOS

Las ventas de cerveza crecen un 3,4% en 2016, hasta los 34,4 millones de hectolitros

La cerveza es la bebida fría más consumida en los bares y restaurantes españoles. Por zonas geográficas, Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla constituyen las áreas con mayores ventas de cerveza, seguidas del centro de la Península.

Jarras de  cervezas

Publicidad

LA MAYOR SUBIDA EN 10 AÑOS

Las ventas de cerveza crecen un 3,4% en 2016, hasta los 34,4 millones de hectolitros

La cerveza es la bebida fría más consumida en los bares y restaurantes españoles. Por zonas geográficas, Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla constituyen las áreas con mayores ventas de cerveza, seguidas del centro de la Península.

La ventas de cerveza en España subieron el pasado año un 3,4%, hasta los 34,4 millones de hectolitros, el mayor crecimiento de los últimos diez años, gracias a la recuperación del canal de la hostelería, el incremento del consumo por parte de los turistas y la mejora de las exportaciones.

Por zonas geográficas, Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla constituyen las áreas con mayores ventas de cerveza, con más de 8 millones de hectolitros, seguidas del centro de la Península, donde se vendieron 7,5 millones de hectolitros. No obstante, la mayor subida del consumo en 2016 se dio en las Islas Canarias, con un crecimiento de las ventas de más del 9%, según los datos facilitados por Cerveceros de España, la entidad que representa al conjunto del sector, que hoy ha celebrado su Asamblea General en Barcelona.

El director general de la asociación, Jacobo Olalla, ha explicado que el consumo de cerveza en bares y restaurantes, que fue a la baja durante los años de crisis, repuntó el pasado año un 2%, hasta alcanzar los 19 millones de hectolitros. El canal de la hostelería se mantiene de esta manera como el principal canal de consumo de esta bebida, con una cuota del 64%.

"La relación entre la cerveza y los bares y restaurantes es un maridaje perfecto", ha señalado el secretario general de la Federación Española de Hostelería, Emilio Gallego, quien ha destacado que 2016 "ha sido un muy buen año para el sector de las cervezas y la hostelería".

Lo cierto es que el consumo por cápita bajó ligeramente en 2016 en España, con una media anual de 46,4 litros, frente a los 47,1 de 2015, y se mantiene lejos de la media europea, que se sitúa en los 70 litros por persona y año. Pese a ello, las ventas de cerveza aumentaron, lo que se explica en parte por las cifras récord de turismo, con la llegada de más de 75 millones de turistas extranjeros al país en 2016.

El otro factor que ha propiciado los buenos resultados del sector en el último ejercicio es el aumento de las exportaciones. Los productores españoles de cerveza vendieron 2,4 millones de hectolitros a otros países en 2016, cifra que supone un crecimiento del 200% en la última década. Los principales destinos fueron Guinea Ecuatorial, Portugal, China y Reino Unido.

Jacobo Olalla ha remarcado que el 90% de la cerveza que se consume en España se elabora en el país, lo que convierte a este sector en un referente del ámbito agroalimentario por su aportación a la economía. "La cerveza aporta más de 7.000 millones en valor añadido a la economía y su valor en el mercado supera los 15.500 millones", sostiene Cerveceros de España, entidad que nació en 1922 y que agrupa a la práctica totalidad de los productores de esta bebida en el país.

La cerveza, además, contribuye a la creación de más de 344.000 puestos de trabajo en España, la mayor parte de ellos (90%) en la hostelería, unos datos que posicionan a España como el segundo país de la Unión Europea en el que el sector cervecero genera más empleo, por detrás de Alemania.

Emilio Gallego ha destacado, en este sentido, que en España hay unos 300.000 negocios dedicados a la hostelería, entre ellos 188.000 bares, y que hasta un 40% de su facturación tiene una vinculación directa con la cerveza. "La cerveza es la bebida fría más consumida en hostelería, representa un 36% del total del volumen y puede suponer un 25% de la facturación de los establecimientos hosteleros y hasta un 40% en el caso de los locales con menos de diez empleados", ha incidido Gallego.

Olalla ha hecho hincapié también en que en la elaboración de cerveza se utiliza la totalidad del lúpulo y la práctica totalidad de la malta que se produce en España. Sólo el pasado año se recolectaron cerca de un millón de kilos de flor de lúpulo cultivada y alrededor de un millón de toneladas de cebada, de las cuales se seleccionó en torno al 70 % para producir cerca de 485.000 toneladas de malta.

Publicidad