El chalet esta ubicado en una urbanización de lujo, en San Vicente de Mar, en Pontevedra, y se ha puesto a la venta por 350.000 euros. Lo que no dice el anuncio es que sobre todo este conjunto de 52 viviendas pesa una orden de derribo inmediata por encontrarse en terrenos de especial protección de costas.

Esta urbanización tuvo la primera orden de derribo en 2010. También se incluían los viales y movimientos de tierra realizados en la zona. El terreno está clasificado como suelo no urbanizable de especial protección de costas.

El Tribumal Superior de Justicia de Galicia ha ratificado la decisión hace apenas unos meses. La sentencia, difundida por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, desestima el recurso que puso uno de los propietarios que instaba a los dueños a cumplir la orden de demolición dictada en 2014.